Miradas de ultratumba.

Nombre:
Lugar: MADRID, Spain
|

miércoles, julio 20, 2005

ahi va el resto

Me voy de vacaciones asi que hasta septiembre no creo que pueda ni deba volver a conectarme de todos modos aqui os dejo unas cuantas hojas con historias entreras y trozos/ cachos de otras, espero que os gusten y ya me ireis diciendo cual os gusto mas, cual de ellas llegan y cual tan solo es un cumulo de letras (ya se sabe que siempre es bueno mejorar)
recordar tomarlas en pequeñas dosis de esas que dejan gustillo en el paladar.

Abrazos de los que llegan al alma.



Abre su boca, su saliva se enjuaga con la mía, se contonean las lenguas cual serpientes.

De repente ojos que brillan sin oscuridad, labios que se hinchan de deseo, pieles que se tocan buscando fundirse en una piel.


Los ojos no miran, orbitan en el tren, las manos serpentean cintura abajo, la sangre borbotea, la respiración se acentúa por instantes. Los senos se hinchan de placer, las bocas se buscan deborandose sin miedo.



Padre e hijo.


Tres veces te negué, tres veces desande el camino para buscarte.


Y ahora corres libre, con una mano arañando el aire, con ojos en el infinito y sueños en el pasado a pagar al portador.


Lineas discontinuas en tus piernas surcan tu camino de piedra y lodo.


Manos vacías agarran una verdad a convertir en humo.



Secretos.


Todo el mundo tiene secretos, algunos propios, otros que se dejaron caer hasta tus oídos y ahora guardas, los mas peligrosos de todos, secretos que no te influyen (al menos demasiado) pero que pueden hacer tambalear a otros si se te caen.


Y como pica el gusanillo, ¿ehh?, porque cuando alguno de estos llega a tus oídos bajo la advertencia: pero no se lo digas a nadie ehhh, que como se entere.... dicho y hecho, que no, que no, tu cuéntame que yo no digo nada.


Y al final lo sabe todo el mundo menos el interesado, todo el mundo le mira y el con cara de bobo al final se huele algo y pregunta.


¿pasa algo?


No, que va...


Pero al final a alguien se le escapa y empieza el follon.



Esto me da la paz sin duda alguna, ¿y por que si lo se no lo consigo?

Vagueza pensé en un principio, indecisión luego, ahora no lo se, dímelo tu.


Es extraño, pero una vez encontrado el paraíso, te apetece salir de el, tan solo para buscar otros paraísos en los que no te cobren tantos impuestos al menos al momento, ¿y eso es una inversión de futuro? No, es una inversión de presente a pagar en el futuro.


Quien no ha pensado alguna vez que la vida es para vivir, pero no vivas mucho a ver se se va a gastar, deja un poco para el final y sigue tu camino , tu camino hacia ninguna parte ¿y a donde da eso?


El momento ya se ha pasado ahora estas en el futuro, ¿que tal? ¿te gusta esto? Pues vívelo deprisa, se acaba y viene lo siguiente.


Escucha...... NADA. Vamos a otro lado, esto es mucho para mi, no te pares a pensar y sígueme, mañana es tarde, hoy aun nos da tiempo.




Para perderte en alguna parte primero debes salir de ningún sitio.




Para que pensar me pregunto muchas veces, y no es mejor así, para que tener un problema que ni siquiera tienes o al menos no lo sabes. Párate a pensar un momento y decide, ¿no es la mejor opción?. Muchos dirían que no, yo prefiero no pensarlo, unos segundos mas y todo olvidado, deja tu mente en blanco y lárgate, es la mejor opción.


Pero recuerda, no dejes que los demás elijan por ti, que sea el propio destino el que lo haga, ¿quien sino?, con una buenas piernas para salir corriendo te sobra, ¿y sino?, pídele a la multitud que te esconda, nadie te encontrara en ningún lugar, allí te quiero ver ¿vale?


Dale la mano al olvido y sal por detrás, tu gente te espera, no hay barreras.



Una patada en la cara te devuelve a la vida, abre los ojos, respira, estira tus piernas y sal a correr, la próxima puede hacer daño, esquiva los golpes de la vida y empuña tus manos para el próximo combate, recuerda, este es el ultimo.


Una mirada, una sola mirada y podrás pasar, la cama te espera para abrazarse a ti, pero recuerda, no pienses, ¿vale?, no pienses.




Un golpe acertado al orgullo para que veas que no eres tan especial, que no eres único, otro golpe aun mas fuerte a la razón para conseguir que te des cuenta de en cuantas cosas estas equivocado, el siguiente ira al corazón, el que mas duele, para que sientas cuanto puedes perder si no pones de tu parte.



Tina acaba de llegar a la oficina, ella es una chica joven, vital, con una sonrisa sin fin y una alegría contagiosa.


Nada mas llegar a cogido el toro por los cuernos y no para de hacer todo lo que se le pide y todo lo que se le pone por en medio, me encanta estar a su lado por que me alegra el día, con ella no puedo parar de hablar y de hacer el tonto a todas horas, nos intercambiamos las gafas de ver, en la comida siempre compartimos postre y acabamos haciendo guarrerías con todas las sobras, incluso muñecos de helado con pelo de papel y polla de miga de pan.


Me siento a gusto cuando ella me sonríe, porque aunque muy diferentes, en el fondo somos iguales, nos encanta contar historia de las de reír sin parar porque con ella siempre sonrisa cuando no carcajadas, nos encanta salir aunque cada uno por su sitio, aunque unos de estos días me gustaría que saliéramos por ahí, solo con imaginármela con un par de copas ya me entran ganas de reir.


Tina es una chica especial, como salpimentada, es una amiga de las de guardar para siempre.





Pásate una china.


Cuando la vida te trate mal, engánchate a sus humo y descubrirás la paz, el sosiego y el lamento de una voz callada, un buen porro pal pecho y ya esta to hecho.


Lanzado en el sofá, los ojos rojos, la mirada perdida y con cara de bobo pasando del mundo, paranoia de la vida cuando estas con un amigo la risa floja acecha y empieza la tontería a controlar la situación, lo dicho cuando tu día no te trate del todo bien condiméntalo con orgullo con ese humo que invade tu ser para hacerte pasar de todo, pasarlo bien.



Daño colateral


En muchos casos es mejor no pararse a pensar, para no acabar eligiendo el camino de la duda, el camino hacia el daño colateral, sin querer hacer sufrir a los que quieres cuando estas intentando esquivarlos para que no sufran por ti, el dolor que se inflige es en muchos casos un dolor mas intenso que una mala palabra, el dolor del desprecio.


Y se acercan a ti al verte huir de su lado para preguntarte porque, y al esquivarlos les infliges mas daño y al final el dolor se convierte en odio hacia ti, odio por un dolor que no se merecían por un dolor que no quisieron evitar para salvarte, ahora estas solo, no puedes volver atrás, ya no existe la ayuda. Si te paras solo encuentras una mano que se dirige a tu cuello, tu la ganaste, solo a ti te pertenece.




Recuerdo cierto día caminado entre la muchedumbre casi dejándome llevar, una sensación se apodero de mi, la soledad, sentirte solo entre la multitud de repente sin saber porque, necesito un apoyo, necesito un amigo que me mire a los ojos, que me pregunte que pasa, aunque mi respuesta sea nada, esta carga compartida no será tanta.


De repente como os digo la soledad se apodero de mi, fue como un bajón de energías, parar pero no saber donde y sentir la necesidad de un abrazo, de una caricia, de una palabra de aliento, pero el mundo proseguía con su ajetreo y nadie deparaba en mi, solo uno mas entre tantos, nada importante para nadie en ese momento y la soledad se apoderaba de mi cada vez mas, invitando también al desaliento, a la enferma baja autoestima.


Por fin alguien se acerco ha preguntar si estaba bien, si me había pasado algo, alce mi ojos sin saber que responder y la vi, una sonrisa radiante y unos ojos que acompañaban a su sonrisa, era Eva. ¡¡¡Eva!!!!, me lance con todas mis fuerzas a su cuello y casi consigo tirarla al suelo, la abrace al menos durante cinco minutos, la pobre no sabia lo que pasaba y sin embargo aguanto mi abrazo y me regalo otro igual sin preguntar, luego se despidió, tenia mucha prisa, mañana te llamo me dijo, me has dejado en ascuas.


Recibí su llamada en las siguientes horas y hablamos por largo y tendido pero la verdad es que no nos hemos vuelto a ver, sin embargo Eva siempre ocupara un trocito de mi corazón.


Hoy creo que seré yo quien haga esa llamada.



Un día cualquiera sin ti.


No pararme a pensar es lo que siempre hago, ocupar mi tiempo con todo lo que tengo que hacer, con todo lo que quiero hacer y el resto me lo invento, no pararme ni un momento, no dejar ni un segundo para respirar para no pensar en ti, para que no se inunde mi cabeza de recuerdos, para que no se inunde mi rostro de lagrimas, para no dar vueltas a lo inevitable, ya nada se puede hacer, el pasado nunca volverá, cualquier fallo cometido, será siempre fallo y pensar en ello no me hace ningún bien ya me di cuenta hace tiempo.


Por eso intento mantenerme ocupado con tantas cosas, para no volver a caer en el pozo, para no ahogarme en mis propios sufrimientos.





Vos sabéis lo que estáis diciendo...

Pero que paparruchada es esa, acaso no comprendéis que yo no volveré acá nunca mas.


Deme un abrazo, de los fuertes of course, prometo acordarme de vos todos los días.


Decime, porque esa lagrima, espero que de alegría por no verme mas.


Adiós amigo.





Yo te quise querer a mi modo, a mi manera inexperta de querer, tu me quisiste querer porque si, porque te tocaba y cada paso que dabas hacia mi mirabas a un espejo que no era yo.


Yo te quise querer con todas mis fuerzas, luego quise dejarte que me quisieras tu. Tu lanzabas retos, yo miraba a los lados para ver hasta donde avanzar.


Y al final tu te desengañaste de tu querer, pues pues mirabas a alguien que no era yo, no podías fingir eternamente que fuera quien nunca podría ser.


Y ahora no te quiero querer, quiero olvidarte porque te recuerdo cada día, quiero volar, quiero ser libre pero lo que mas quiero es tu querer y por eso no puedo volver a verte, porque al mirarte a los ojos no me veo yo.


Toma toda mi alegría, toma todo mi sufrir, toma todo lo que quieras pero dame el corazón, lo necesito para vivir.


Cuantas noches pensando, cuantas quedan por pensar, el tiempo pasa, malévolo nos engaña invitándonos a sentarnos en el sofá.


Y un día al despertar recuerdas tus sueños y como soñador te lanzas a vivir, descubriendo al principio que tu tiempo a pasado, los mejores tiempos están por venir. Yo solo pido lo que me corresponda, yo solo quiero alguien junto a mi, esperanzas, tristezas, risas, sueños, silencio, todo lo comparto, solo pido una mano en hombro que me anime a seguir.




Me he desmayado, a punto he estado de caer al suelo, pero unas manos extrañas me han levantado el vuelo y me dejaron apoyado en un asiento del vagón de tren.


He tenido una bajada de tensión, sin motivo aparente, pero yo se porque fue, el cuerpo me esta diciendo que hasta aquí, que me estoy haciendo mayor y hay que empezar a cuidarse.


De repente, notar flojera total en el cuerpo y empezar a ver todo como en sueños, a oírlo todo como de lejos y entonces nada.....


Lo siguiente ver a la gente que me agarraba y todo el mundo mirando, una señora que se levanta y yo en un par de pasos sentado, aunque mas bien tirado. Y otra señora haciéndome aire, otra buscando caramelos en el bolso y yo con los ojos cerrados y unos sudores de la muerte recorriendo mi espalda, empapando mi camisa y mi pelo.


Al minuto ya mejor pero el resto del día sin ganas de nada como sin fuerzas, como un zombie que se arrastra por pasillos recorriendo su rutina y rezando por que nadie percate hoy en el. Camuflaje camaleonico.




Toma la mierda de la vida por los cuernos y empuja con todas tus ganas, los cuchillos aparecen por los lados y se clavan en el costado, nunca dan la cara, es lo que tiene, así son mas difíciles de esquivar.


Saluda a la afición en cada uno de tus triunfos, en cada una de tus victorias pero por ello no te creas vencedor, así los golpes no se convertirán en lagrimas sino en rabia para continuar el camino, empujando con mas ahínco con mas ganas de ser tu mismo, de que nadie guíe tus pasos, que nadie elija tu color favorito, tener el arcoiris a tu alcance para cambiar la paleta de sentidos, de forma de pensar, porque cuando se mete la pata se debe corregir.


Los sentimientos no son claros, siempre borrosos a nuestros ojos que confunden realidad con ficción, hechos con sueños y con pesadillas, cada uno se agarra a su lado mas intimo, mas personal, pero la verdad siempre verdad, desde fuera cristalina, desde dentro muchas veces deformada.




todavía no estoy seguro de quien soy, de como soy y si no lo se yo mismo creo que la confusión que puedo crear en el resto parece mas que lógica.


Si embargo deseo, anhelo tantas y tantas cosas sentado en el sillón y sin hacer ningún esfuerzo aparente, solo gimoteo para ver si alguien me lo alcanza, la de siempre mi madre, valla cruz que le toco cargar a la pobre.


Y tengo miedo, miedo de todo, siempre haciendo lo correcto para no defraudar, para no disgustar a nadie, y al final me encuentro en un mundo de absurdos formalismos demasiado aburrido, quiero escapar de el pero ya forma parte de mi y aunque me encanta disfrutar rehuyo de mi mismo, siempre por el camino correcto por el camino ya trazado, pero creo que es el camino el que no me quiere a mi.


|

martes, julio 19, 2005

Snifff

Hola Chicos y chicas, creo que de aqui a un tiempo no vuleva a escribir mas porque aunque es algo que me encanta creo que mi mente me pide otras cosas, solo deciros que fue un gusto, una exxperiencia inolvidable y quiero lanzaros un gran beso a todos, de todos modos todavia tengo algunas historias, cuentos, experiencias o una pequeña mezcla de todos que me gustaria compartir contigo, se que algunas son un poco raras dentro de lo raro porque no son mas que los trazos de un cuadro inacabado pero que con buena vista y un poco de corazon...

son como unas 6 o 7 hojas que os podre a lo largo de unos dias.

Mil besos de mariposa.

Javi.

********************************************************************

Tercer acto: El imbécil de mi yo mismo con mi amigo Juan.



Y el me dijo: no niegues la evidencia, tenemos que estallar las risas, sino se acomulan y pasa lo de siempre, te atragantas con la vida y acabas vomitando.

Que no, que no.... que no se puede hombre de dios tirar por la tangente, que el invierno empuja al verano y este cae como un tachón en el otoño y estoy arto de dar vueltas con el mundo. Yo me mudo a un avión, quiero que siempre sea la misma hora.


Es divertido, no lo crees?? parece ser lo mismo de siempre pero ahora de otro modo diferente porque te ha tocado a ti, no tiene su toque de sátira el destino, veamos como capoteas el asunto, no es sencillo te lo juro.


Ja, ja, ja y mil veces ja, cualquiera diría que te alegras, que en vez de darme medicina te dedicas a disfrutar de la función de un pobre ciego golpeado por unos traviesos niños.



Contando con los dedos sobran manos para ver los caminos a seguir sino tengo un motivo me lo invento aunque sea por ti. Ya saldrán por el camino cientos de ellos, alguno ha de servir, de rencor no se puede vivir mucho tiempo y justo eso es lo que me sobre a mi.


-Rencor a las patitas de la cama porque al romperse te reíste de mi.

-Rencor hacia la guardia urbana, hacia aquellos que no quieren vivir.

-Rencor al rencor que tengo por no tenerte aquí.


Creo que llego la hora de poner punto y final porque rencor se tiene a tantas cosas que no podría parar. Me bajo en mi estacion.


Por que será que cada vez que consigo levantar cabeza y abrir los ojos vuelvo a verla y cada vez que vuelvo a verla necesito apartar la mirada, todo un misterio cuando creo que ya esta curada la herida vuelve a sangrar, de todos modos creo que ella se encarga de meter un poco el dedo para ayudar y que gran ayuda, sin duda no hubiera conseguido que me doliera tanto el alma sin sus navajazos.


Todo un misterio esto del amor y mas mezclado con una gran cucharada de amistad, un deja que te lleve a ninguna parte y allí te dejo tirado. Sin ninguna duda me encuentro en ninguna parte un buen lugar para no hacer nada, el mejor de los entretenimientos.


Quince mil semanas y media y aun me encuentro navegando entre los archivos de la sabiduría, tanto he aprendido que me da pereza ponerlo en practica, así que la seguiré como oveja a su perro pastor, al fin y al cabo todavía conservo mi disfraz de lana.

|

jueves, julio 14, 2005

Para Cecilia una amiga de las de guardar para siempre

Solo decir que en este caso esto no lo escribi yo, pero me gusto tanto que... va para ti wuapetona.

Hay algunos caminos que forman parte de todas las rutas trazadas.


Caminos que no se pueden esquivar.


Caminos que habrá que recorrer si uno pretende seguir.


Caminos donde aprenderemos lo que es imprescindible saber para acceder al último tramo.


Para mí estos caminos inevitables son cuatro:


1. El camino del encuentro definitivo con uno mismo, que yo llamo El camino de la Autodependencia.

2. El camino del encuentro con el otro, del amor y del sexo, que llamo El camino del Encuentro.

3. El camino de las pérdidas y de los duelos, que llamo El camino de las Lágrimas.

4. Y el camino de la completud y de la búsqueda del sentido, que llamo El camino de la Felicidad.

A lo largo de mi propio viaje he vivido consultando los apuntes que otros dejaron de sus viajes y he usado parte de mi tiempo en trazar mis propios mapas del recorrido.


Mis mapas de estos cuatro caminos se constituyeron en estos años en hojas de ruta que me ayudaron a retomar el rumbo cada vez que me perdía.


Quizá mis ojos, mis escritos puedan servir a algunos de los que, como yo, suelen perder el rumbo, y quizá, también, a aquellos que sean capaces de encontrar atajos. De todas maneras, el mapa nunca es el territorio y habrá que ir corrigiendo el recorrido cada vez que nuestra propia experiencia encuentre un error del cartógrafo. Sólo así llegaremos a la cima.


Ojalá nos encontremos allí.

Querrá decir que has llegado.

Querrá decir que lo conseguí también yo.

Un besazo,
Javi

|

La expresión desencajada, la nausea que me recorre como una marea negra, el fuego que arde en mis pulmones y en mis músculos, el corazón palpitando contra mi pecho con la desesperada fuerza de la bestia que quiere escapar de su jaula, mi visión borrosa y desenfocada como si
hubiera bebido unas copas de más.


Aquí estoy una vez más en la zona del dolor, en el reino del esfuerzo
máximo, en el altar del supremo sacrificio, en ese estado, ese lugar que
levanta en mí intensas sensaciones de temor y respeto pero al que, sin
embargo, acudo una y otra vez inexorablemente atraído por algo
intangible que escapa a toda lógica.

¿Porqué? me pregunto yo, ¿porqué siento esta llamada, esta periódica
inclinación al sufrimiento, a apretar los dientes en lugar de oler las flores y a entablar batallas encarnizadas en vez de entablar conversaciones sobre temas intrascendentes e inocuos como el estado del tiempo o el diámetro de los neumáticos?.

El dolor es muchas cosas, es diversión pueril, es meditación y descubrimiento, ocasionalmente es el miedo a dejarse la piel y también el reto físico de superarse a uno mismo y superar a los demás. Pero hay algo más, estoy convencido de que cuando alcanzo ese punto culminante de máximo sufrimiento y de insoportable esfuerzo algo diferente y mágico ocurre. La magnífica belleza que me rodea, los bosques, las montañas y los cielos azules, incluso mis pensamientos y paridas mentales se desvanecen y pierden forma, se arremolinan y son engullidos por un vértice voraz que desemboca en un diminuto punto focal de extraña calma, en un pequeño oasis que se mece precariamente en medio del caos. No es que quiera hacer puntos para ser mencionado mártir del año o algo así, pero dicen los entendidos que el dolor, como el fuego, purifica y creo que debe ser verdad. En el fondo, todos buscamos redención y tenemos nuestra propia manera de conseguirla.



Paradójicamente, y no sin cierto humor macabro, la duración de tu tiempo de visita a este recinto oculto de tu consciencia es directamente proporcional a lo bien entrando que estés. O sea, cuanto más entrenes, cuanto más sacrificio hayas puesto en tu progresión física y mental, cuanto más dolor hayas experimentado, más tiempo podrás estar allí, columpiándote en ese preciso y efímero momento que refleja con fidelidad la esencia impermanente de nuestra propia existencia.

|

martes, junio 21, 2005

Una mirada, un hasta pronto.

Hoy no me puedo quedar y lo sabes, hoy tengo que marchar lejos de aquí, aunque el corazón me duela al hacerlo tengo que darte la espalda y largarme de aquí.


No me pidas que te de excusas que ni yo mismo entiendo, no me pidas que te de una sola razón, aun menos me digas todo lo que pierdo, todo lo que dejo, no me digas que me quieres mas de lo que te quiero yo.


No se puede pedir a un espíritu libre que se enlace cadenas al cuello, no se puede pretender retenerlo a tu lado por hacerte feliz, pues se apaga su alma, se amarga el corazón, se agria el genio. Un espíritu libre debe volar, fiel a sus principios, a su ser, tienes que dejarlo marchar, que sea el viento el que lo traiga de nuevo, que sea como una brisa que refresque tu alma con cada uno de sus ir y venir.


|

viernes, junio 17, 2005

Un sabor Amargo

Navegando entre lagrimas no hay olvido,
olvidando mi vida por tu querer.
He luchado en batallas y he perdido,
los tesoros que tuve no los tendre.


Y mirando al futuro no se ve nada,
como una acuarela lo pintare,
déjame los pinceles, yo pongo el alma,
déjame verme en tus ojos la ultima vez.


Un sabor amargo, una puñalada,
una ultima sonrisa antes de morir,
es como un ay callado, una sola lagrima,
el saber que esta guerra yo la perdi.


Descubrir un color, otra mirada,
ansío descubrirte de nuevo amor,
lléname el corazón, de nuevos paisajes,
de sueños, de música de todo color.


|

jueves, junio 09, 2005

Dejame... que te cuente....


La tigre de bengala con su lustrosa piel manchada esta alegre y gentil, esta de gala.
Salta y brinca de los tupidos bambúes a la roca de la entrada de su gruta, donde se yergue, allí lanza un rugido, se agita como loca y eriza de placer su piel. La fiera virgen ama, es el mes del ardor.


La tigre respira a pulmón lleno, y al verse hermosa, le late el corazón, se le hincha el seno.
Contempla su gran zarpa con uña de marfil, toca el filo de una roca y lo rasguña.
Se mira luego el lado que azota con el rabo puntiagudo de color negro y blanco.
Abre sus anchas fauces como reina que exige vasallaje y exhala un suspiro salvaje.


Un rugido callado escucho, con presteza vuelve la cabeza a un lado y otro.
Y ve de un tigre la cabeza surgir sobre la cima de un monte.


Era muy bello, gigante, pelo fino, robusto cuello, era un Don Juan felino.
Ve a la tigre inquieta y le muestra dientes blancos, mueve su cola con donaire y al caminar ondea su cuerpo con grabo y luce los hinchados músculos debajo de la piel.
El es el rey, sin cetro, solo con ancha garra que se inca en el toro y su carne desgarra.


Así va el orgulloso, llega, halaga, corresponde la tigresa que le espera, y con caricias las caricias le paga.


El príncipe va de caza, por bosques y cerros con su gran servidumbre y sus perros de raza.
Con la mirada inquieta contempla los tigres de la entrada de la gruta, pide la escopeta y avanza.


Las fieras se acarician, no han oído nada.


El príncipe atrevido adelanta, apunta, cierra un ojo y dispara.

El tigre sale huyendo, la hembra queda con el vientre desgarrado, pero antes de morir débil, con la herida abierta, con ojo dolorido, miro a aquel cazador, lanzo un gemido como un ay de mujer.... y cayo muerta.


Aquel macho que huyo bravo a los ardientes rayos de sol, en su gruta después dormía.
Entonces tuvo un sueño, que enterraba garras y dientes en vientre y pecho de mujer, y que engullía por postre delicado, como tigre goloso entre golosos unas cuantas docenas de niños tiernos rubios y sabrosos.


|

miércoles, junio 08, 2005

Recuerdos


Comenze la vida en un pequeño barrio lleno de amigos, lleno de vida que bullia por sus calles, comenzamos por los juegos que se fueron combirtiendo en trabesuras y mas tarde en gamberradas hasta culminar en delitos.


Ahora las cosas se ven distintas en la distancia, ahora todo mas claro, todo cristalino....


Solo por 13 euros, ya esta claro, la barrera que no podíamos pasar se ha caído y como no nos fijemos nos podemos quedar al otro lado cuando la vuelvan a levantar...


Y todo por dinero, la vida se divierte haciéndonos felices o pobres pocas veces las dos cosas, quien me hubiera dicho esto a mi de pequeño que todo comenzaria por un fantasma al que pocas veces logre matar.


Todo en un rato y después nada, las ganas que nunca faltaban y empezaron los pequeños robos que se convirtieron a gran escala tan solo en cuestión de meses quizás, lo cierto es que una vez pasada la linea no te apetece volver, están en un campo nuevo, aunque no sea tuyo, quizás por eso tiene mas emoción, no se, pero ojalá esta vez no sea así, ya he cruzado muchas lineas y ese muro no me apetece saltarlo.


Recuerdos y sonrisas, recuerdos y lagramas pero nunca lamentos, siempre fijando rumbo, siempre alerta del siguiente movimiento de la vida, aprendiendo en cada golpe a esquivar el siguiente, a mirar sin dolor tu sangre, a reir para conseguir arrugas.